El mecanismo neurobiológico en la adicción a las drogas en unos breves apuntes

Varias son las hormonas que intervienen en el proceso neurobiológico que implica el consumo de drogas aunque el principal protagonista siempre será el neurotransmisor conocido como dopamina que actúa como hormona. Esta maravilla puede destruir una vida ( o impulsarla a ganar) porque es sus niveles llevan al individuo a sentir placer y a gestionar la respuesta a la recompensa.

¿Qué pasa en el cerebro cuando una persona es adicta a las drogas?

El mecanismo neurobiológico en la adicción a las drogas en unos breves apuntes

Antes de nada hay que puntualizar que los niveles de dopamina no son iguales en todos los seres humanos ni todos los seres humanos son capaces de liberar las mismas cantidades de dopamina en cada caso. Tampoco su córtex prefontral responde del mismo modo ya que en los adictos a la cocaína se realizaron varios estudios que dieron como resultado un aumento del deseo de volver a consumir después de una ingesta.

Lo cierto es que realmente existe la “personalidad adictiva” a nivel fisiológico que si es promovida por una serie de factores ambientales estresantes puede desencadenar la adicción a las drogas (a la comida, a las relaciones autodestructivas, al deporte…etcétera).

El verdadero papel de la dopamina en el consumo de drogas

La hiperactividad dopaminérgica asociada al consumo de drogas es el principal desencadenante de los esquemas que llevan al individuo a repetir una y otra vez el consumo ante una serie de contextos. Es como si el cerebro “aprendiera” a relacionar la droga con la situación hasta el punto de que la caída libre de dopamina en caso de privación lleva al individuo al ya conocido síndrome de abstinencia.

No vamos a entrar en receptores ni en nada por el estilo ya que es irrelevante para la divulgación científica pero si que añadiremos que esta hiperactividad dopaminérgica lleva al sujeto a no responder a los estímulos de motivación y recompensa. Por así decirlo, las drogas funcionan como inhibidor del sistema natural de motivación con lo cuál la persona se siente desdichada si no tiene el objeto de consumo frente a sí (por cierto, este procedimiento tiene también lugar durante el enamoramiento).

Por qué se continúa con la adicción

A medida que una adicción avanza, también se ha de ingerir más de esa sustancia para obtener los mismos efectos (tolerancia) y, sin embargo, se sigue consumiendo. ¿Por qué? Esto tiene mucho que ver con que este neurotransmisor ha pasado a liberar cantidades en las regiones límbicas (las que regulan los instintos) y, como resultado, el individuo se ha habituado al ritual, al contexto de esa droga.

A pesar de que la experiencia emocional está muy devaluada y que ya no se obtiene la recompensa asociada a esa droga, se continúa consumiendo porque el cerebro lleva esquemáticamente hacia ese destino (por ej: un ex-alcohólico que queda con un amigo con el que solía salir de copas y que, además, lo hace en un bar sufrirá lo indecible y casi automáticamente tenderá a pedir alcohol a pesar de que su voluntad le dice lo contrario).

¿Quieres aprender más acerca de estos apasionantes procesos químicos que vive nuestro organismo cada día? En ese caso, no te pierdas estas 10 hormonas que complican tu vida y conoce el efecto de la corticoesterona.

Fuentes:

http://www.elsevier.es/es-revista-trastornos-adictivos-182-articulo-mecanismos-neurobiologicos-adiccion-drogas-13010676

http://www.neuroclassics.org/ncl/adic/adiccion.htm

Alex Bayorti

"Todos somos aficionados. La vida es tan corta que no da para más". Fue Charles Chaplin quién mencionaría esta frase en "Candilejas", una de mis películas preferidas de este genio polifacético. Aprende, fracasa, vuelve a aprender porque ya conocemos el final de esta obra pero el desarrollo está aún por decidirse... - De Alex Bayorti para tí ;)

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Más información.