La polémica homeopatía: ¿Verdad o mentira?

Fue Samuel Hahnemann el fundador de la primera homeopatía en el siglo XVIII pero la disciplina moderna se la debemos al régimen nazi. Su revisión de esta y de otras muchas pseudociencias dio como resultado que se extendiera en Europa y Estados Unidos, principalmente. En la actualidad, prevalecen estudios superiores reglados dentro de la Medicina tradicional que defienden la homeopatía a capa y espada pero la mayor parte de la comunidad científica considera a esta disciplina una pseudociencia porque no ha existido ningún resultado que resulte concluyente. Tampoco se ha podido demostrar que estos preparados tengan poder curativo. ¿Es la homeopatía un fraude?

Un placebo y un psicólogo sin título: la polémica homeopatía desenmascarada

polémica homeopatía

Por una parte, la homeopatía se vale del epítome “lo semejante produce lo semejante” para elabora su hipótesis. Según esto, pequeñas cantidades de cianuro, por ejemplo, deberían ser la salvación de determinados enfermos. Estas soluciones muy diluidas ya fueron analizadas por expertos químicos a mediados de los 90’s y dieron un resultado negativo. De hecho, existía una diferencia, prácticamente, imperceptible entre un vaso de agua y uno en el que había una dilución.

Por otra parte, son muchos los especialistas en psicología que han hecho hincapié en el posible motivo por el que la homeopatía consigue resolver algunas enfermedades de tipo no infeccioso, ni crónicas (casi siempre el paciente también hacía uso de medicamentos y terapias médicas tradicionales). Se trata de un hecho empírico. Mientras que un médico tradicional tiene un tiempo limitado para atender a cada paciente que rara vez excede los 5 o 10 minutos, un homeópata pasa entre 30-60 minutos con la persona. Es muy interesante el libro del psicólogo experimental Bruce Hood quién publicó en 2009 su ensayo “Supersense:why wee believe in the unbelievable“.

Una reflexión subjetiva en torno a la homeopatía

polémica homeopatía

La homeopatía es un anestésico psicológico para el ser humano. Un anestésico más. En la era de la ciencia y la tecnología, la religión se comienza a percibir como una simple broma y la ansiedad del ser humano por morir o sufrir está huérfana de rituales que engañen a la razón. Así, los nuevos rituales son las medicinas naturales y las creencias orientales. Dicho así, las pseudociencias de este tipo no deberían ser condenadas, sino promovidas.

El gran inconveniente es el de siempre, el que ya conocemos. La homeopatía es la nueva “niña bonita” de las empresas farmacéuticas y, de hecho, no es difícil encontrar cifras millonarias de gasto en sus medicamentos (que salen por un ojo de la cara) y que, según ya se ha comprobado, son placebos. Entonces, ¿Para qué adquirirlos? Lo dicho. Rituales. Rituales muy caros pero rituales, al fin y al cabo.

Alex Bayorti

"Todos somos aficionados. La vida es tan corta que no da para más". Fue Charles Chaplin quién mencionaría esta frase en "Candilejas", una de mis películas preferidas de este genio polifacético. Aprende, fracasa, vuelve a aprender porque ya conocemos el final de esta obra pero el desarrollo está aún por decidirse... - De Alex Bayorti para tí ;)

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Más información.