5 falsas ciencias que aún se cree la gente

Las falsas ciencias (o pseudociencias) son un caramelo muy dulce que invita a creer que existe la magia, los fantasmas, la reencarnación, la energía y, en definitiva, Dios. Porque si hay algo que se parezca a las creencias falsas eso es la religión, fundamentada sobre los inestables pilares del dogma de fe. En un primer momento podemos pensar que las pseudociencias (astrología, quiromancia…etc) son inofensivas pero no hay nada más alejado de la realidad, menos aún si estas pseudociencias se reconocen como medicina alternativas. Estas creencias se convierten en “ramas del saber” sin que nos demos cuenta y la población termina por aceptar algunas falsas ciencias que tienen más de placebo que de realidad. ¿Quieres saber cuáles son?

5 pseudociencias que la gente se sigue creyendo (aunque esté más que demostrado que son falsas ciencias)

5 falsas ciencias que aún se cree la gente

1.Homeopatía: “Saltó la liebre” hace bien poco cuando se retiró de la Universidad pública de Catalunya un Máster Universitario en esta disciplina pseudocientífica. Se han realizado numerosos estudios para saber si es o no científica y lo cierto es que se ha reconocido que no funciona. El concepto de que lo semejante produce lo semejante (es decir, que un virus puede ser curado con el mismo virus) administrado en forma diluida es un concepto de base filosófica que tiene miles de años de antigüedad, cuando la creencia era la única manera de explicar el mundo.

2.Feng Shui: Esta pseudociencia viene a decir que, según tengas ordenado tu espacio, tendrás una salud mejor o peor. Como en todo, existe un trasfondo lógico en el Feng Shui. Por ejemplo, disponer la cama frente a la ventana produce un mal chi (energía) aunque no hay que ser ningún erudito para saber que colocar una cama bajo una ventana (especialmente si no está bien aislada) puede provocar desde un leve catarro hasta una neumonía.

3.Fitoterapia: Las plantas medicinales existen y, de hecho, los fármacos que tomamos están creados a partir de sus principios activos. Sin embargo, continúa siendo más útil ir a una farmacia y solicitar este tipo de sustancias medicinales que acudir a un supuesto “experto”.

4.Magnetoterapia: Esto ya es el colmo y lo peor de todo es que halla gente que todavía se lo crea. Se mitiga el dolor a partir del uso de imanes que desactivan el virus. También se han estudiado sus supuestos beneficios y no se han obtenido resultados más positivos que si no existiera tratamiento alguno.

5.Osteopatía: Lo seguimos diciendo; a esto lo llamamos quiropraxis también y está encuadrado en el campo de las pseudociencias. A excepción del lumbago, se dice que esta disciplina alternativa no ha tenido ningún resultado representativo en su seguimiento. Aunque hay muchos países en los que hay títulos universitarios de Quiropraxis, su carácter místico aleja a la quiropraxis de la ciencia.

¿Qué te ha parecido este artículo? Si tienes más curiosidades acerca de las pseudociencias descubre por qué la atrología ha tenido tanto éxito. 

Alex Bayorti

"Todos somos aficionados. La vida es tan corta que no da para más". Fue Charles Chaplin quién mencionaría esta frase en "Candilejas", una de mis películas preferidas de este genio polifacético. Aprende, fracasa, vuelve a aprender porque ya conocemos el final de esta obra pero el desarrollo está aún por decidirse... - De Alex Bayorti para tí ;)

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Más información.