5 beneficios de no hacer nada (lo dice la ciencia)

¿Has escuchado alguna vez la expresión; “corre para permanecer en tu sitio”? Es el epítome que define la ley de la reina de corazones, una curiosa analogía entre la obra de Lewis Carroll y la necesidad de la sociedad actual por formar parte de un núcleo en constante movimiento. Al igual que sucedía en “Alice in wonderland” los súbditos de la Reina de Corazones debían estar haciendo algo constantemente. En la sociedad actual, se da una situación similar. Ya no vamos hacia un lugar sino que tratamos de no quedarnos atrás en un mundo en el que debemos estar a la última en todos los aspectos. Quién se para a oler las flores es condenado al ostracismo laboral y social. Por suerte para nosotros, la ciencia nos “echa un cable” mostrándonos los beneficios del noble arte de no hacer nada. ¡Enjoy!

Tomarse un tiempo para no hacer nada: un secreto para la mente y el alma

no hacer nada

1.No caer en el síndrome del hamster: Esta patología consiste en la necesidad deprisa, de dar vueltas y vueltas en la rueda del consumo, del trabajo y de la promoción profesional.Tener sueños y ambiciones no es malo en sí misma. Lo que resulta alarmante es que existan personas que sean, simplemente, incapaces de no hacer nada. No hacer nada durante unos minutos al día te puede ayudar a desconectar de esa rueda y, de paso, a ser consciente de la importancia que tiene la contemplación.

2.No hacer nada es hacer algo para la psicología: Las nuevas corrientes de psicólogos recomiendan “no hacer nada” porque, realmente, no plantearse hacer nada puede ser una fuente de imaginación inagotable. Sentir la vida como un mero participante pasivo puede traerte innumerables beneficios tanto en tu vida intrapersonal como interpersonal y puede ser un aliciente para tu vida profesional.

3.El estudio que hablaba de la necesidad de “cargar las pilas”: El ser humano no es una máquina a pesar de este paralelismo. Es por ello que puede que permanecer pasivo y abierto a las circunstancias, resulte lo más útil que podamos decidir.

4.Según algunos estudiosos budistas, “el trabajo es una forma de pereza”: Aunque en la sociedad occidental esto nos resulte imposible de comprender, se ve la vida online como un medio para procrastinar constantemente. Para conseguir remediar los posibles males de estar demasiado ocupados, te proponemos que reserves un tiempo al día en no hacer nada. Y si, ese no hacer nada se debe convertir en una obligación, es decir, algo que no se hace “porque no tienes nada mejor que hacer” sino porque quieres hacerlo.

¿Te ha gustado nuestro artículo acerca del noble arte de no hacer nada?

Alex Bayorti

"Todos somos aficionados. La vida es tan corta que no da para más". Fue Charles Chaplin quién mencionaría esta frase en "Candilejas", una de mis películas preferidas de este genio polifacético. Aprende, fracasa, vuelve a aprender porque ya conocemos el final de esta obra pero el desarrollo está aún por decidirse... - De Alex Bayorti para tí ;)

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Más información.