Otto Hahn creó la bomba atómica porque una mujer no quiso hacerlo

Otto Hahn creó la bomba atómica porque una mujer no quiso hacerloOtto Hahn creó la bomba atómica porque una mujer no quiso hacerloSi actualmente se empieza a perfilar la importancia de la mujer científica en la historia y, aún así, las barreras son notables, imagínate que una mujer judía descubre la fisión nuclear tal y como la conocemos. Ella fue la que dio nombre a esta fórmula y la primera opción para que participara en la creación de la bomba atómica. Sin embargo, se negó. Otto Hahn, que es conocido como el padre de la bomba atómica trabajaba codo con codo hasta que la petición de la creación de la bomba que fue causante de las hecatombes de Hiroshima y Nagasaki, dividió sus caminos. Te contamos su historia

La bomba que Lise Meitner, la científica que descubrió la fisión nuclear, no construyó

 

Otto Hahn es famoso tanto por la creación de la bomba como por su posterior suicidio, víctima del remordimiento por haber creado el arma responsable de miles de muertes. Tenemos que remontarnos al año 1933 para entender la historia de esta maravillosa mujer, a la altura de Marie Curie. Fue en este años cuando detectó la existencia del positrón. Fue también entonces cuando la Alemania Nazi comenzó su ascenso al poder. Meitner prosiguió unos años en el laboratorio en el que se codearía con Hahn y serían grandes colega. Fue en 1938 cuando las tensiones llevarona Lisa a tener que huir de la capital alemana con ayuda de sus compañeros de trabajo. A pesar de que se había quedado sin medios para salir legalmente – le habían retirado el pasaporte -. Al mismo tiempo, sus investigaciones se topaban con interminables trabas burocráticas ligadas, por una parte, a su condición de mujer y, por otra, a su condición de mujer judía.

Otto Hahn tampoco tuvo las manos limpias con Lise Meitner al no citar ni uno de los descubrimientos de Meitner. De hecho, ni siquiera tenía idea de qué era la fisión nuclear cuando se aventuraron a separar el uranio en dos núcleos menos pesados (la separación de un átomo pesado en dos menos pesados es conocida como fisión nuclear). Lisa Meitner, aún así, mantuvo correspondencia con Otto después de ser expatriada a Suecia y en 1944 obtuvo un Premio Nobel de Química por el descubrimiento de Lise. El proyecto Urano fue intervenido por los aliados en 1945, a su entrada en Berlín. Fue entonces cuando el proyecto Urano trató de contar con la ayuda de Lise Meitner, que ella no dudó en rechazar. 

La madre de la bomba atómica que no quiso su título

Lise nunca aceptó el título de madre de la bomba atómica a pesar de que, después de la Segunda Guerra Mundial, Estados Unidos la reconoció como la descubridora indiscutible de la fisión nuclear. De ella queda a día de hoy una lápida en Bramley, Hampshire en dónde su sobrino Otto Frisch no dudó en dejar constancia de lo que siempre la había caracterizado; “Lise Meitner: una física que nunca perdió su humanidad”. 

Imágenes: Haikudeck , emaze .

Alex Bayorti

"Todos somos aficionados. La vida es tan corta que no da para más". Fue Charles Chaplin quién mencionaría esta frase en "Candilejas", una de mis películas preferidas de este genio polifacético. Aprende, fracasa, vuelve a aprender porque ya conocemos el final de esta obra pero el desarrollo está aún por decidirse... - De Alex Bayorti para tí ;)

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Más información.