La soledad es de genios, la sociedad de felices. Parte II

Si te has perdido la “La soledad es de genios, la sociedad de felices” puede que no te quede muy claro hasta qué punto, la sociedad puede hacernos felices. Te animamos a leerlo antes de llegar a este punto; ¿La soledad es de genios? Es imposible que no se nos venga a la mente la imagen de Emily Dickinson, la célebre poetisa, enclaustrada en su habitación durante años. Lo cierto es que durante este tiempo fue cuando construyó la inmensa mayoría de sus poemarios. Es posible que se hubiera convertido en una afamada poetisa antes de su muerte, de no haber sido por su negativa a publicar pero, ¿Realmente el encierro fue un castigo o una bendición para la historia de la poesía mundial? Desgranamos la genialidad y su relación estrecha con la soledad que aún a día de hoy se consideran paralelas. ¡Enjoy!

Las ideas de genio se tienen en soledad

Según el psicólogo Mihaly Csikszentmihalyi; “aquellos jóvenes que no saben estar solos son incapaces de desarrollar el talento creativo”. Este pensamiento forma parte de un collage de ideas y teorías que se han desarrollado en los últimos años y que sacan a relucir las nuevas dinámicas sociales y la importancia de la soledad para desarrollar la genialidad adormecida. Si hay alguien que sabe de genialidad pospuesta durante años esa es Susan Cain.

La coach y creadora de varias novelas relevantes en el campo de la autoayuda, hace hincapié en la condena que sufren las personas introvertidas; “siempre me habían dicho que debía mostrarme más abierta, aunque yo sentía que ser introvertida no era algo malo. Así que durante años fui a bares abarrotados, muchos introvertidos lo hacen, lo que representa una pérdida de creatividad y de liderazgo que nuestra sociedad no se puede permitir. Tenemos la creencia de que toda creatividad y productividad proviene de un lugar extrañamente sociable. Sin embargo, la soledad es el ingrediente crucial de la creatividad. Darwin daba largas caminatas por el bosque y rechazaba enfáticamente invitaciones a fiestas. Steve Wozniak inventó la primera computadora Apple encerrado en su cubículo de Hewlett Packard, donde trabajaba entonces. La soledad importa. Para algunas personas, incluso, es el aire que respiran”.“Siempre me habían dicho que debía mostrarme más abierta, aunque yo sentía que ser introvertida no era algo malo. Así que durante años fui a bares abarrotados, muchos introvertidos lo hacen, lo que representa una pérdida de creatividad y de liderazgo que nuestra sociedad no se puede permitir. Tenemos la creencia de que toda creatividad y productividad proviene de un lugar extrañamente sociable. Sin embargo, la soledad es el ingrediente crucial de la creatividad. Darwin daba largas caminatas por el bosque y rechazaba enfáticamente invitaciones a fiestas. Steve Wozniak inventó la primera computadora Apple encerrado en su cubículo de Hewlett Packard, donde trabajaba entonces. La soledad importa. Para algunas personas, incluso, es el aire que respiran”.

Cain recuerda que cuando estamos rodeados de gente nos limitamos a seguir las creencias de los demás para no romper con la dinámica de grupo. La soledad, en cambio, significa abrirse al pensamiento propio y original. Denuncia que las sociedades occidentales han privilegiado más a la persona activa que a la contemplativa. Y nos ruega: “Detengan la locura del trabajo constante en equipo. Vayan al desierto para tener sus propias revelaciones”.

Fuente Susan Cain: Silvia Díez .

Conclusión: sociales sí pero sin pasarse

A la mayoría nos educaron para estar con gente y aquellos que, en muchos casos, preferíamos estar solos desde bien pequeños, sufrimos la marginación social, las afirmaciones del tipo “ese niño es muy raro” e, incluso, tratamos encarecidamente de encajar en una sociedad en la que no había sitio para el tímido, para el retraído, para el contemplativo, para el niño despistado que pasaba las horas de clase escribiendo “sus cosas” o que en vez de ir a jugar al escondite pasaba las tardes de verano leyendo y hablando con sus juguetes, como si de un simposio se tratara. Estos niños de ayer son los adultos de hoy que, con suerte, se han abierto un hueco en la sociedad.

Es ahora, justamente, cuando se descubre que esos niños que pasaban tiempo solos estaban haciendo algo que debería ser extensible a toda la sociedad. Por supuesto, la soledad no hace la genialidad pero, desde luego, crea el caldo de cultivo perfecto para que en un futuro nos encontremos frente a adultos conscientes e independientes. Esos adultos sabrán adaptarse a las circunstancias, entrar en las luchas apropiadas y crecer como personas y como profesionales. ¿Y las relaciones sociales? Ahí es dónde falla la ecuación. La fuente de la felicidad no se basa en el tiempo que se gasta con las amistades sino de las amistades de calidad con las que contamos. ¿Alguna vez has estado en una fiesta y te has levantado y te has marchado porque te aburrías, o no lo has hecho porque lo habitual es que te sientas así, un poco aburrido pero con gente, al fin y al cabo – porque, que estés con gente es lo que cuenta -? He ahí la diferncia entre lo que te puede hacer feliz y lo que te han dicho que te hace feliz. Quizás la verdadera genialidad consista en saber cuando merece la pena compartir tu tiempo con alguien más que con tu mejor amigo; tú.

Imágenes: zocalo .

Alex Bayorti

"Todos somos aficionados. La vida es tan corta que no da para más". Fue Charles Chaplin quién mencionaría esta frase en "Candilejas", una de mis películas preferidas de este genio polifacético. Aprende, fracasa, vuelve a aprender porque ya conocemos el final de esta obra pero el desarrollo está aún por decidirse... - De Alex Bayorti para tí ;)

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Más información.