La historia de la humanidad en una memoria 5D

La sola idea de pensar en la fabricación de dispositivos microoscópicos nos devuelve a la década de los noventa cuando Neo aprendía artes marciales en tan solo unas horas en “Matrix”. Aunque esto aún nos queda algo lejos, no es así con la posibilidad de albergar grandes cantidades de información en apenas unos centímetros de materiales que nunca hubiéramos imaginado posibles. Este es el caso del vidrio nanoestructurado sobre el que han escrito con láser ultrarrápido algunos de los archivos más emblemáticos. ¿Lo más sorprendente? Estos datos digitales podrían tener una duración ilimitada, es decir, que no se pudieran destruir.

Una memoria 5D que mantendrá viva la historia de la humanidad para siempre

Ha sido en Southampton, Reino Unido, cuando se ha empezado a desarrollar una manera de almacenar millones de años en un vidrio nanoestructurado que resistiría hasta 1000 grados centígrados. Esta vida resultaría de algo prácticamente ilimitado en lo que a resistencia se refiere; 13.800 millones de años a temperatura ambiente.

Esto significaría, con mucho, el método más útil empleado hasta el momento para preservar la información de la historia de la humanidad de miles de años. ¿Imaginas las posibilidades? Seguramente, te resulte igual de difícil que a nosotros poder concebir algo que casi roza el infinito. Dentro de nuestro mundo limitado no existen muchas más opciones que imaginarse unos pocos miles de años. De ahí en adelante, todo son números.

Los investigadores han añadido que han hecho copia de la  ‘Declaración Universal de los Derechos Humanos’, la ‘Biblia del rey Jacobo’ y la ‘Carta Magna’. El objetivo de este proyecto no es otro que el de dar cabida a toda la información que la humanidad ha ido atesorando, especialmente la tradición escrita.

“Es increíble pensar que hemos creado una tecnología para preservar los documentos e información y almacenarla en el espacio para las futuras generaciones. Esta tecnología puede asegurar la última evidencia de nuestra civilización: todo lo que hemos aprendido no será olvidado”, afirmó Peter Kazansky, profesor de la Universidad.

El día en el que la historia de la humanidad quedó en la memoria del mundo

Resulta inevitable imaginarse que, dentro de miles de años, después de un terrible y violento apocalípsis, un futuro habitante de la tierra desentierre de las profundidades alguna de estas memorias, que se quede ensimismado en ellas o que, incluso, tengan que pasar cientos de años desde su descubrimiento para que sean descifradas. Muy posiblemente, alguien ahí fuera, dentro de muchos cientos de años, se pregunte quienes éramos y qué pensábamos de la misma manera que ahora nosotros nos interrogamos con respecto a nuestros ancestros.

ImágenesOptoelectronics Research Centre

Alex Bayorti

"Todos somos aficionados. La vida es tan corta que no da para más". Fue Charles Chaplin quién mencionaría esta frase en "Candilejas", una de mis películas preferidas de este genio polifacético. Aprende, fracasa, vuelve a aprender porque ya conocemos el final de esta obra pero el desarrollo está aún por decidirse... - De Alex Bayorti para tí ;)

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Más información.