¿Se puede ser feliz siendo superdotado?

La psicoterapeuta Jeanne Siaud-Fachin es la responsable y creadora del ensayo de divulgación “¿Demasiado inteligente para ser feliz?”. En él hace memoria de los múltiples casos de niños superdotados con los que ha trabajado y de las vicisitudes que estos pequeños tienen que sobrellevar desde su más tierna infancia. Hay numerosas herramientas para averiguar si una persona es superdotada pero lo cierto es que ninguna de ellas aparecen en los clásicos test de CI a los que estamos acostumbrados.

La meditación, la clave de la felicidad en las personas superdotadas

Según Fachin “su cabeza siempre está activa, del pasado al presente y de este al futuro. Nunca paran. La meditación les viene bien porque les ayuda a parar y a vivir el momento, a serenarse”. Es por esta razón que resulta indispensable que se trate el carácter superdotado con la necesidad de la meditación. De esta manera será posible templar el alma y relajarse.

Su personalidad muy paradójica. La estructura cognitiva de las personas superdotadas es muy diferente a la del resto de la población. Cuando reciben un estímulo, en su cerebro se activan muchas neuronas, lo que les genera miles de ideas y una gran dificultad para saber discriminar la información correcta. Es la primera paradoja. Además, la transición de los datos va más rápida que lo que tarda el cerebro en procesarlos. A eso se une que las conexiones entre la parte frontal del cerebro y la zona parietal también van más rápidas.

superdotados no felices

Eso les da una gran potencia de inteligencia, pero también sobreabundancia de información, que les conlleva en la adolescencia una dificultad para organizar y estructurar el pensamiento. Es una fuerza y una fragilidad a la vez. Esta forma de inteligencia contribuye a una gran lucidez sobre lo que pasa en cada momento de la vida, que puede generar además sufrimiento por entender demasiado, por analizar demasiado, e interferir en la capacidad de ser feliz. El segundo aspecto fundamental es el relacionado con la creatividad emocional.

Tienen hipersensibilidad, y algo banal se puede convertir en un cataclismo emocional. Las emociones siempre les invaden y esto puede generarles vulnerabilidad y dificultad para conectar con lo que les pasa. También les resulta complicado estar tranquilas y no pensar demasiado en el futuro o en el pasado. Además, tienen una inmensa capacidad de empatía, de sentir lo que sienten los demás. Esto crea una intensidad de vivir que a veces es difícil de llevar, pero también les genera creatividad, talento y fuerza.

(Entrevista para El Mundo, Doctora Fachin)

La fórmula para ser feliz si eres superdotado

Un entorno apropiado es, tal vez, la base de todo desarrollo intelectual. Se puede tener un coeficiente intelectual superior a 130 – lo que es considerado ser superdotado – y que no signifique nada. ¿Por qué razón? En no pocos casos, una situación socioafectiva  basada en la desconfianza y en la ansiedad del individuo con respecto al mundo puede causar un verdadero cataclismo.

Ser superdotado no es solo una característica que esté vinculada al CI sino que también se encuentra ligada a características afectivas concretas. El niño superdota se caracteriza por su hipersensibilidad y sobreinformación. En la adolescencia, tiende a ser aún más acusado y, si no se encuentran las claves de la felicidad, es posible que el adulto superdotado crezca pensando que es un auténtico inútil.

No vivimos en un mundo que agradezca demasiado la genialidad, más bien estamos en una sociedad que premia “más de lo mismo” e ignora la creación – al menos hasta que se pone de moda de la mano de una empresa consagrada en los medios -. Es por ello que según Fachin resulta determinante que exista un entorno creativo para los niños superdotados desde bien pequeños.

Fuente: ÁNGELES LÓPEZ .

Alex Bayorti

"Todos somos aficionados. La vida es tan corta que no da para más". Fue Charles Chaplin quién mencionaría esta frase en "Candilejas", una de mis películas preferidas de este genio polifacético. Aprende, fracasa, vuelve a aprender porque ya conocemos el final de esta obra pero el desarrollo está aún por decidirse... - De Alex Bayorti para tí ;)

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Más información.