El porno llega a la realidad virtual con fuerza

Su influencia está siendo mucho más grande  de lo que jamás podrías imaginar y cada vez son más los no gamers que sucumben ante la realidad virtual.

Desde que en los años 80 apareciera el padre de la realidad virtual, Jaron Larnier, mucho ha cambiado la tecnología hasta el punto de que algunos inventos tales como el Samsung’s Gear VR headset que se ha alzado como una de las grandes promesas desde el punto de vista de la realidad virtual. Las hololens de Microsoft también son un gran ejemplo de lo que la realidad virtual está consiguiendo en el campo de la realidad virtual y esto es solo el principio ya que es muy posible que en los próximos años su repercusión aumente aún más. Y lo que no es tan agradable para el creador de la realidad virtual, el porno está apariendo en la realidad virtual con mucha fuerza. ¿Quieres saber qué ocurre exactamente?

La realidad virtual y el porno, ¿Una relación estable?

La realidad virtual y el porno

Hasta la fecha, no se había comprobado el verdadero potencial que podía llegar a tener la realidad virtual en el negocio del porno más allá de lo que habíamos visto en algunos largometrajes de ciencia ficción de la década de los ochenta o noventa. Ha sido en el CES 2016 de Las Vegas que un analista de la empresa Mashable llamado Raymond Wong probó por sí mismo una experiencia erótica con gafas de realidad virtual.

La experiencia prometía pero lo cierto es que solamente era posible un ángulo de 180º en vez de 360º a diferencia de otros complementos de realidad virtual. Lo cierto es que para muchos esta es una nueva modalidad dentro de la industria pornográfica. Para otros, un paso más hacia la idiotización hacia la que parece que nos acercamos sin que sea posible evitarlo. Aquí tenéis el vídeo demostrativo que empleó Raymond Wong para difundir la experiencia.

La deshumanización del ser humano en tiempos de realidad virtual

Resulta curioso que en un mundo cada vez más deshumanizado, nos empecinemos en evitar cualquier forma de contacto físico. Primero fue internet y el boom del porno online. Después fueron los smartphones y tablets, el porno amateur y más tarde las muñecas hinchables de miles de euros que, prácticamente, pasan por humanas. Ahora, con la realidad virtual, no puedo dejar de imaginarme a Silvester Stallone y Sandra Bullock en una máquina de realidad virtual sexual. ¿A dónde vamos? No se sabe aunque, desde luego, puede que sea más de lo mismo, pero amplificado.

Imágenes: Demolitionmanbq , jotdown .

Fuente: 

Alex Bayorti

"Todos somos aficionados. La vida es tan corta que no da para más". Fue Charles Chaplin quién mencionaría esta frase en "Candilejas", una de mis películas preferidas de este genio polifacético. Aprende, fracasa, vuelve a aprender porque ya conocemos el final de esta obra pero el desarrollo está aún por decidirse... - De Alex Bayorti para tí ;)

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Más información.