En estos países los policías van desarmados

En muchos países sería imposible concebirlo pero no son ni uno ni dos sino varios los países en los que el uso de armas no está permitido en la policía, salvo en algunos cuerpos especiales en situaciones concretas. Oponiéndose al modelo de Estados Unidos y muy cercano al concepto de sociedad cívica que ha superado las barreras propias de la necesidad de reprimir. Son los propios ciudadanos los que mantienen este sistema. Estos países son Reino Unido, Islandia, Irlanda, Noruega y Nueva Zelanda entre otros.

Casos de países con policías desarmados

Países en los que la policía va desarmada

El caso de Nueva Zelanda: Según el jefe de policía de la sección principal; “La experiencia internacional demuestra que hacer las armas de fuego más accesibles aumenta ciertos riesgos que son muy difíciles de controlar”. Es por ello que después de un largo debate que tuvo lugar en 2010, la conclusión a la que se llegó es que la policía ordinaria no llevara armas.

El caso de Inglaterra: Este caso es completamente diferente ya que mantiene unas raíces históricas y económicas. Especialmente esta última es la razón más relevante que hemos encontrado ya que según las fuentes cercanas a la policía, no existen medios para poder entrenar convenientemente a todos y cada uno de los policías en el uso responsable de estas. Es por esta razón que no nos extraña que se trate de una de las características más claras.

USA, la seguridad que no existe

La voz de alarma de este problema se ha desatado en uno de esos países en los que resultaría improbable que se dejasen de emplear las armas a corto plazo. Estados Unidos a pesar de que se trate de uno de los países más influyentes del mundo cuenta con la 6ª mayor tasa de pobreza infantil de los países desarrollados y con una de las más altas tasas de criminalidad que hay en el mundo occidental. Aunque no es necesario aludir a reflexiones, lo cierto es que resulta, cuanto menos, precipitado creer que el uso (y abuso) de armas va a otorgar más seguridad a los ciudadanos. Muy al contrario parece que tiene un efecto perverso que conlleva que la violencia sea empleada de manera más categórica y habitual. Es justamente por esta razón por la que nos encontramos con casos diarios de represión y violencia en la sociedad estadounidense. Pero, ¿Cuál es la solución en países tan fuertemente ligados a la cultura del odio?

Fuente e imágenes: BBC.com .

Alex Bayorti

"Todos somos aficionados. La vida es tan corta que no da para más". Fue Charles Chaplin quién mencionaría esta frase en "Candilejas", una de mis películas preferidas de este genio polifacético. Aprende, fracasa, vuelve a aprender porque ya conocemos el final de esta obra pero el desarrollo está aún por decidirse... - De Alex Bayorti para tí ;)

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Más información.