La espeluznante historia de la lobotomía

Dado a conocer por los medios de la cultura pop, la lobotomía ha sido motivo de controversia hasta poco después de los años 70, cuando se prohibiría su uso en todos los centros hospitalarios psiquiátricos. Aunque nos cueste creerlo, la práctica consistente en la extracción del lóbulo cerebral (lobectomía) o la ruptura de determinadas conexiones nerviosas (lobotomía). Fue el neurólogo Egas Moniz el primero en emplear esta técnica en seres humanos en 1935 quién, por cierto, recibiría un premio Nobel antes de que otros especialistas descubrieran que su proyecto había sido practicado con éxito solamente en chimpancés, mientras que los seres humanos parecían momificados, los verdaderos zombis de las historias de terror.

La lobotomía o la barbarie en la psiquiatría

  • La lobotomía – o lobectomía total en muchos casos – fue practicada hasta 1967. Durante estas décadas se practicaron entre 25.000 y 50.000 intervenciones quirúrgicas con poco o ningún tipo de seguimiento.
  • El procedimiento destruía parte de las conexiones de los lóbulos frontales, es decir, la materia blanca del cerebro. Es por ello que los pacientes entraban en un estado de catatonia.

“El hecho de que los habían arruinado totalmente como seres humanos sociables probablemente no importaba”

El premio Nobel fue para Moniz por el descubrimiento de la lobotomía.

  • “Niñez inducida”: Este fue el término acuñado por Walter Freeman, colega de trabajo de Moniz, quién hizo de la técnica algo aún más brutal. A él le debemos la imagen de un cirujano con un picahielos, presionando en la cabeza para lobotomizar. Según él, el comportamiento infantil que los pacientes mostraban, se revertiría con los años. Esto no sucedía. 
  • El uso y abuso de la lobotomía conllevó que miles de pacientes fueran lobotomizados solamente por una actitud extravagante o por una jaqueca. Estos pasaron a ser poco inteligentes, “aniñados”, callados y dóciles.

La historia de la lobotomía en la literatura

Cuando el escritor Tennesse Williams alzó su voz para denunciar la lobectomía a la que su hermana menor había sido sometida, se comenzaba a demostrar que la aclamada fórmula “resuelve problemas” no existía. Así nos encontramos obras como “De repente el último verano” o “Alguien voló sobre el nido del cuco”.

¿Te resulta esto tan escalofriante como a nosotros? Entonces, te quedarás atónito cuando conozcas estas 10 escalofriantes fotografías de muertos que posan como vivos. ¿Un ritual para mantener la inmortalidad, para recordar a los seres queridos o un macabro juego? ¡Sea como sea, ¡Enjoy!

Imágenes: Lahabitacion251 , Moisés Acedo Codina

Alex Bayorti

"Todos somos aficionados. La vida es tan corta que no da para más". Fue Charles Chaplin quién mencionaría esta frase en "Candilejas", una de mis películas preferidas de este genio polifacético. Aprende, fracasa, vuelve a aprender porque ya conocemos el final de esta obra pero el desarrollo está aún por decidirse... - De Alex Bayorti para tí ;)

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Más información.