Por qué procrastinamos (o perdemos el tiempo)

La llegada del teletrabajo y, en general, de las nuevas tecnologías en la vida social ha llevado a cientos de miles de personas a vivir “en carne propia” un término que hasta hace una década era impensable; la procrastinación. La procrastinación se define como la “acción o el hábito de retrasar actividades o situaciones que deben atenderse, sustituyéndolas por otras situaciones más irrelevantes o agradables”.  Pero, ¿Por qué procrastinamos? Aunque nos resulte sorprendente, el gurú y coach William J.Knaus estableció unas características y tipos de procrastinación. ¡Enjoy!

Características de la procrastinación

procrastinacion

  • Impulsividad: Es una característica habitual de las personas que procrastinan. Por una parte se cree que la tarea que se está realizando es inútil aunque se desee el resultado. Esto genera frustración y la predisposición a la baja tolerancia a esta frustración genera, a su vez, una sensación de impotencia que invalida a la persona.
  • Sentimiento de saturación: Procrastinamos porque nos saturamos. Esa es otra de las conclusiones a las que ha llegado Knaus. La procrastinación viene acompañada de un sentimiento de sobresaturación, de exceso de trabajo. Quién procrastina cree que no hay nadie más adecuado que él para hacer una tarea.
  • Ansiedad y miedo al fracaso: En ambos casos, el individuo evita realizar una tarea por temor a no hacerla correctamente. El perfeccionismo y la necesidad de agradar a los demás son otras de las características.

Pero por qué procrastinamos

Según William J. Knaus hay dos razones por las que procrastinamos; “se ven como inadecuados y ven el mundo como un lugar demasiado difícil y exigente”. El hecho de que vivamos en una sociedad basada en la meritocracia puede que esté ocasionando que tanto en el ámbito estudiantil como en el laboral – teletrabajo, principalmente – exista una tendencia a procrastinar.

procrastinacion

Según unos estudios realizados en 2013 que aúnan estadísticas recogidas desde 1986 hasta 2003 se ha evidenciado que los estudiantes canadienses creen que procrastinan en un 20%. Los estudios completos han revelado una tendencia al bajo rendimiento académico crónico.

Consejos rápidos para dejar de procrastinar

  • Haz lo que tengas que hacer sin pensártelo.
  • Márcate metas diarias en función de los resultados, no del tiempo.
  • Prioriza.
  • Aprende a delegar si es necesario.

No basta con dejar de posponer, busca aquello que quieres hacer y dedícate a ello a cada minuto. Esa es la clave para dejar de procrastinar; que te guste lo que haces. ¿Te interesa todo lo que tiene que ver con la neurociencia y el desarrollo mental? No olvides descubrir más acerca de la neurociencia con nosotros. ¡Enjoy!

Imágenes: verneelpais , juanpedroweb ,

Fuente: Artículo de William J.Knaus .

Alex Bayorti

"Todos somos aficionados. La vida es tan corta que no da para más". Fue Charles Chaplin quién mencionaría esta frase en "Candilejas", una de mis películas preferidas de este genio polifacético. Aprende, fracasa, vuelve a aprender porque ya conocemos el final de esta obra pero el desarrollo está aún por decidirse... - De Alex Bayorti para tí ;)

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Más información.