El curioso caso de la pareidolia o ver caras y formas en objetos cotidianos

Mochila Pareidolia

Aunque tú no lo sepas ni lo notes, también padeces pareidolia. Espera, ¿el qué? (te estarás preguntando). La pareidolia es un fenómeno psicológico muy curioso por el que un estímulo en nuestro cerebro es asociado como  una forma reconocible y, en muchas ocasiones, genera situaciones curiosas y graciosas.

Por explicarlo de otra manera más gráfica os ponemos algunos ejemplos. El primero es el que os mostramos de la mochila. ¿Qué ves? Claramente una mochila con sus dos ojos, su nariz y la boca bien abierta. En principio la fotografía de la mochila es un estímulo vago, pero nuestro cerebro hace el resto.

Pareidolia en Montaña

Pero éste fenómeno no sólo se produce con la ayuda de objetos. Muchos accidentes geográficos o formas  en el terreno pueden recordar, también, a rostros. Esta forma montañosa está en realizada por la naturaleza en pizarra rojo. Su ubicación es Provenza (Francia).

Nube Pareidolia

Esta fotografía tomada por Brian en Wikipedia nos muestra que lo que en principio es una nube, nuestra mente puede asociar a un submarino o un tiburón. Son las curiosidades de nuestras conexiones neuronales que, en muchas ocasiones, requieren de asociación entre ideas y conceptos para dar sentido a nuestra vida.

León Dormido Pareidolia

Las formas montañosas también pueden recordar a animales, e incluso, por este fenómeno de la pareidolia, tendemos a dar nombres a sistemas montañosos. Un ejemplo lo encontramos en Polop, Alicante. Su montaña, denominada Ponoig recibe también el nombre el León Dormido.

Pareidolia desagüe ojo

O también nos podemos encontrar con asociación en ciertas partes del cuerpo al detectar nuestro cerebro un patrón reconocible. En este caso vemos como, el agua cayendo por un desagüe nos lleva a identificarlo, inicialmente, como un ojo.

Según Wikipedia son varios los patrones que nuestro cerebro habitualmente asocia ante estímulos vagos y que, sin ningún ánimo de ser exhaustivos tomamos prestado en este blog:

  • Visión de animales o rostros en la forma de las nubes.

  • Visión de rostros en las cimas de algunos cerros pedregosos

  • Visión de rostros en la parte delantera o trasera de un vehículo (los faros representarían los ojos, la parrilla la boca o dentadura y el parabrisas la frente o cabeza)

  • Imágenes de rostros en aparatos o edificios.

  • Visión de personas o siluetas en el pavimento.

  • Audición de mensajes reconocibles en grabaciones en idiomas desconocidos o reproducidas al revés.

  • Avistamientos de ovnis, críptidos, fantasmas u otros fenómenos paranormales.

  • Numerosas figuras religiosas o simplemente humanoides en objetos astronómicos como la Luna, la Nebulosa del Águila, etc.

  • Imágenes religiosas en objetos cotidianos (árboles, rocas, plantas).

  • Constelaciones.

  • Contribuye a visualizar parecidos entre personas.

  • La llamada Cara de Marte es un famoso caso de pareidolia.

¿Nos cuentas más ejemplos de pareidolia?

You may also like...

1 Response

  1. 23 octubre, 2015

    […] interesan las cosas curiosas? Entonces te quedarás boquiabierto cuando sepas que ver caras y formas en objetos cotidianos tiene un nombre. ¿Sabes cuál […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Más información.